Depredadores de los gorilas

Las personas pueden sorprenderse al saber que los gorilas generalmente no tienen ningún depredador del cual preocuparse, sin embargo, hay momentos en los que tienen problemas con otros gorilas o incluso varios tipos gatos monteses. Parece que estos casos seguirán aumentando a medida que el hábitat para todos los animales es cada vez más pequeño, esto significa que son más propensos a ocurrir estos altercados y en algunos casos puede significar que estén compitiendo por comida. En general, los gatos monteses saben que no van a estar a la altura de la fuerza de los gorilas, sin embargo, van a replantearse la pregunta cuando haya una cría demasiado lejos de su madre o uno que esté demasiado enfermo para luchar. Los leopardos parecen ser muy audaces a la hora de tratar de conseguir comida que consista en un gorila joven. En algunas zonas de tierras bajas, incluyendo pantanos, hay problemas entre los cocodrilos y los gorilas, aunque por lo general no pueden matarlos, sin duda pueden causarles algunas lesiones graves de las cuales un gorila no será capaz de recuperarse. A veces estos cocodrilos con éxito pueden tomar un gorila débil.

gorila rugiendoEl macho dominante de la manada es responsable de la protección de la misma. Lo hará de manera tan agresiva como lo necesite, incluso si el resultado es su propia muerte. Los otros machos también lucharán para proteger al resto de la manada. Las hembras protegerán a los jóvenes cuando hay peligros en el lugar.


Sorprendentemente, los gorilas usan armas que ellos mismos hacen contra los depredadores. Pueden afilar palos con los dientes y los usarán para luchar. También se les conoce por tirar piedras pesadas a los depredadores en un intento de conseguir ahuyentarlos. Estas habilidades son muy interesantes para los investigadores que tratan de descubrir si esto es parte de conductas aprendidas y no el resultado del instinto de supervivencia.

A pesar de que los gorilas no tienen depredadores naturales siguen teniendo grandes problemas con los seres humanos, cada año mueren en gran número para proveer de carne a los aldeanos. También terminan siendo capturado en las redes y trampas que se colocan para otros tipos de animales. El trofeo de caza de los gorilas de gran tamaño es un tipo de emoción que se lleva a cabo por muchas personas a pesar de que se considera ilegal en la mayoría de las áreas.

A veces los cazadores aniquilan manadas enteras de gorilas, hacen esto en un esfuerzo por ser capaces de capturar a las crías. Pueden vender estos gorilas más pequeños a los parques zoológicos e incluso a varios laboratorios de investigación que quieren ver cómo ciertas cosas afectan a los gorilas debido a la proximidad de su ADN con el de los humanos.

En caso de entrar en contacto con un gorila, lo más probable es que no atacará. Muchas personas que viven en África tienen historias de encontrarse cara a cara con ellos. Si se está muy quieto, no se sentirán amenazados para atacar. También es recomendado no hacer contacto visual directo con un gorila. Esto puede ser visto por ellos como un signo de agresión.